La mejor publicidad comienza con un buen producto

Hoy en día se habla mucho del medio para hacer publicidad y de las estrategias que se toman para que la misma sea todo un éxito; incluso se llega a hablar del mensaje y de cómo éste debe ser persuasivo, pero muchas veces se olvidan de dar una vista a lo que desean vender.

La mejor publicidad siempre comienza con un buen producto, si usted ofrece algo de alta calidad, que satisfaga las necesidades de su target, entonces la publicidad siempre va tender a ser positiva.

El producto o servicio es lo primero que debemos revisar, poco importa si es que usted usa anuncios clasificados por internet o publicidad paga, si el producto no cumple con las expectativas no hay nada que la publicidad pueda hacer. Si, la publicidad puede causar la ilusión de que un producto es mejor de lo que parece, pero a la hora de la experiencia todo eso se desmiente, usted puede que llegue a vender mucho en un primer instante y que luego nadie repita; quizá su producto no es todo lo que decía ser.

Por supuesto, un buen producto merece una buena publicidad, de eso no tenemos la menor duda, y es cierto que uno debe procurar darle lo mejor a nuestro producto. Quizá debamos hacer acto de consciencia, no preocuparnos tanto por vender sino por el diseño de lo que queremos vender, asi cuando llega al mercado podemos estar más seguro de la oferta que hacemos. Todo guarda una relación, en este caso hablamos de la buena publicidad con un buen producto, pero a eso se le suman muchas otras cosas.

Calidad de los productos influye en la publicidad

La calidad de un producto, se refiere a la apreciación que tiene el cliente en relación a éste, mostrando su conformidad, satisfacción y aceptación del mismo, lo que implica para el cliente su valoración como parte de nuestro negocio.

Como emprendedor y empresario debes conocer que para obtener un resultado positivo de tu publicidad a parte de realizar un buen diseño y contenido de tu anuncio debes demostrar con hechos, es decir, con la marca, producto o servicio que ofreces la calidad de lo que plasmaste en tu espacio publicitario, y esto atendiendo a las preferencias y especificaciones de tus clientes activos. Si quieres atraer o captar mayor cantidad de público debes trabajar en base a ese cliente exigente y fijo que ya está dentro de tu cartera.

Se habla de calidad de producto, porque, es el que atrae, el que vende, abriendo especificaciones, detalles y el contenido palpable a tu público. De nada ha de servir que te esmeres en una buena publicidad y al momento de vender lo que ofreces, no cumple con las especificaciones que reflejas y mucho menos con la expectativa del público.

Hay que tener mucho cuidado con esto, si quieres calidad y prestigio, tienes que empezar por tu ofrecerla, primeramente, de hecho, un buen contenido atrae, pero acompañado de un producto que realmente impacte y guste llegaras a tu objetivo meta lo que implica un seguro crecimiento y afianzamiento de tu empresa y tu credibilidad como empresario y emprendedor.

Un buen producto siempre atrae y capta la atención de nuevos clientes y consolidan a los que ya están dentro de nuestro target. Un buen consejo adicional a la calidad es la innovación y los posibles cambios a las nuevas modas y tendencias, representando estos factores que seamos más vistos, buscados y más atractivos.

Temas Relacionados publicidadproductos

Inicia Sesión

Correo:  

Contraseña: